Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación.

Cómo superar una infidelidad en cinco pasos

Claves para afrontar el fin del amor

09/07/2020


Cuando descubrimos una infidelidad por parte de nuestra pareja nuestro mundo se derrumba. La noticia lo cambia todo: nuestro pasado con esa persona ha sido probablemente una mentira, nuestro presente está condenado y nuestro futuro en pareja no se hará realidad. Superar una infidelidad se nos antoja como una tarea imposible.

Por supuesto, se nos antoja imposible porque en el momento de recibir la noticia quedamos en shock. Este será el momento más bajo de toda la experiencia de superar una infidelidad, algo que es totalmente posible si mantenemos la claridad en nuestras ideas y futuras acciones.

Con los consejos de los psicólogos en mente vamos a hacer un repaso por los pasos correctos que hay que dar a la hora de superar mentalmente una infidelidad, aunque antes haremos una aclaración: la decisión de volver con esa pareja es de cada persona y habría de analizarse individualmente cada uno de los casos. No entraremos en valorar un regreso a la relación sino que detallaremos los pasos que hemos de dar para volver a encontrar paz en nuestra mente antes de tomar esa decisión.


Afrontar toda la verdad


Si lo que buscamos es nuestra futura felicidad bajo ningún concepto hemos de ignorar el hecho de que nos han sido infieles. Esconder cosas bajo la alfombra no va a funcionarnos aquí. Hay tres grandes verdades que deberemos encontrar. La primera nos la ha de aclarar nuestra pareja: ¿por qué has sido infiel?. Tenemos que saber sus motivos personales, no aquellos motivados por la vida de ambos en común. Eso queda para la segunda verdad: ¿qué tenía de malo nuestra relación? Aquí no buscaremos la culpa personal, sino que habremos de ser sinceros con nosotros mismos y con el otro y encontrar causas en nuestra historia. De no encontrarlas sabremos que la infidelidad ha sido una decisión puramente egoísta que no veía motivada por nada. La tercera verdad aunque importante es opcional y solo la buscaremos si albergamos esperanzas de continuar la relación: ¿queda futuro para nosotros?

La búsqueda de estas tres verdades y las respuestas que encontremos determinarán el resto del proceso para superar una infidelidad.

Conocer tu situación


Como decíamos, todo nuestro mundo se vuelve extraño cuando recibimos una noticia de esta índole. Un pasado del que ahora dudamos, un presente convulso y un futuro que aparece negro cuando antes lo teníamos medianamente planificado. Una de las primeras sensaciones negativas que nos embargan en este momento es la de la soledad. Pero no estamos solos. Es el momento de apoyarse en familia y amigos para recuperar la sensación de que mucho de lo que hay bueno en nuestra vida es y siempre ha sido real.


Imagen Vía

Las decisiones, que tomaremos más tarde, han de basarse en nuestro conocimiento de la situación actual. Y como es lógico en estos momentos de duelo nuestra mente no va a ser nuestra mayor aliada. Para eso están nuestros seres queridos y los profesionales de la mente, a los que es más que recomendable acudir en estos casos.

Decisiones


Con las tres verdades en la mano y con la claridad de saber que lo que ha pasado no es nuestra culpa, tenemos que tomar una decisión. Sabemos también que continuar con la relación como si nada hubiera pasado acabará por destruirnos moralmente y lo único que estamos haciendo es posponer una decisión que tiene que llegar.

Si nos han sido infieles es porque han tomado decisiones unilaterales sobre nuestro futuro, así que ahora nos toca a nosotros ser egoístas. La única pregunta que nos hemos de hacer es ¿qué quiero hacer yo? Sin pensar en nuestra pareja o en ninguna otra persona. Alguien ha puesto trabas a nuestro futuro sin permiso y nos toca tomar la decisión de qué hacer con el. 

Este será un momento definitorio para lo que venga y la decisión tendrá que venir motivada por todo lo que hay de verdad en nuestra vida.

Perdonar


Hay que aclarar pronto que perdonar no significa retomar la relación. Podemos perfectamente perdonar y no volver a ver a la pareja infiel en nuestra vida. A simple vista puede parecer una acción que tiene como fin que la otra persona se vaya con la conciencia tranquila, pero es todo lo contrario.

Mantener una actitud de rencor hará que seamos nosotros los que nos quedemos anclados en el pasado. Con el tiempo, la persona infiel acabará olvidando la relación pero nosotros continuaremos en la misma situación en la que entramos tras recibir la noticia, algo que nos acabará influyendo en relaciones futuras si es que llegamos a entablarlas.


Imagen Vía

El perdón, que ha de ser sincero, meditado con el tiempo y motivado por nuestro proceso de recuperación mental, nos acabará haciendo libres y de vuelta en el camino correcto para ponernos de pie otra vez con la esperanza de un futuro más bondadoso. Pero no tengas prisa por perdonar, es mejor esperar para comprobar si tenemos la capacidad de hacerlo.

Reconstrucción


En el hipotético caso de que hayas decidido darle otra oportunidad a la relación, esta no ha de venir sin grandes cambios. Cada palabra que expresemos o escuchemos ha de estar sujeta a la verdad. Es una tarea titánica que se puede venir abajo por cualquier duda por mínima que sea.

Y en el caso, más probable, de que hayas decidido poner fin a la relación todavía te aguarda una gran cantidad de trabajo. Para recuperar la confianza que depositaremos en una hipotética futura pareja antes hemos de recuperar la confianza en nosotros mismos. Tener la certeza de que hemos pasado por un mal trago que no hemos provocado nosotros, algo que haremos tras afrontar toda la verdad que hemos señalado en el primer punto. Conocer nuestra situación pasada y presente como hemos hecho en el segundo. Reafirmarnos en las decisiones que hemos tomado según lo visto en el tercero. Y despejar cualquier punto negro de nuestra conciencia si hemos llegado a perdonar como hemos indicado en el cuarto punto.

Una vez tengamos en la mano la verdad, el control de la situación, la certeza de la decisión correcta y la tranquilidad moral que nos da el perdón estaremos listos para continuar con nuestras vidas. Habremos superado una infidelidad.

Imagen de portada Vía









 

Manuel Varela
Redactor web


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


únete al universo cosmo